Home | Actualidad | 2 de febrero: Jornada Mundial de la Vida Consagrada

2 de febrero: Jornada Mundial de la Vida Consagrada

 

Día de dar gracias a Dios por toda la Luz que la vida Consagrada ha aportado a la Iglesia, y de oración por las vocaciones a la vida sacerdotal y religiosa.

La vida consagrada es presencia del amor de Dios.

Cada consagrado, con su vida y testimonio, nos anuncia que Dios es Padre, es un Dios que ama con entrañas de misericordia.

ORACIÓN

Oremos juntos para que la vida consagrada sea siempre presencia del Amor del Padre en el mundo:

Padre nuestro que estás en el cielo, santificado sea tu Nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden. No nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal.

«Es el Padre nuestro, porque yo no soy hijo único. Ninguno de nosotros lo es. Y si no puedo ser hermano, difícilmente puedo llegar a ser hijo de este Padre, porque es un Padre, con certeza, mío, pero también de los demás, de mis hermanos».

Papa Francisco